miércoles, abril 05, 2017

Carlos Marquina un boliviano que brilla



Carlos Marquina Núñez del Prado tiene 32 años de edad, es boliviano nacido en Cochabamba y su hobby favorito es jugar videojuegos. Actualmente vive en Santa Cruz y es conductor en la Red Uno en los programas “El Mañanero” y “Bigote”.

¿Cómo te defines?

Soy un ser muy pacífico, simple, sin conflictos emocionales, pero sobre todo, muy alegre y feliz por lo que me toca vivir. Aprendí a ser auténtico y yo mismo en cualquier circunstancia. Creo que nunca se termina de aprender y la vida misma es la mejor escuela.

¿Cómo llegaste a la televisión?

Llegó a la televisión aprovechando las oportunidades que se me presentaron; no tuve familia o amigos en el medio. Debido a un evento juvenil, nos invitaron a unos amigos y a mí a una entrevista y tiempo después, el conductor David Zuleta me dio un micrófono y un espacio para un programa juvenil a nivel local. Posteriormente, con un productor independiente y un amigo más hicimos nuestro programa “DDD” que se emitió a nivel nacional. Después, me llamaron de otros canales para que sea conductor de otros programas y así fui creciendo hasta llegar a la Red Uno, mi casa televisiva actual.

¿Cuál crees que es la razón de tu éxito a nivel nacional?

Creo que el mayor éxito para cualquier persona es hacer que su trabajo sea su fuente de felicidad, que lo realice con amor, para que llegue al público y permanezca en sus hogares.

¿Cuáles crees que son los pros y contras de trabajar en televisión?

Un gran pro es conocer a muchas personas de todos los ámbitos que de otra manera no sería posible, eso nos da la posibilidad de un enriquecimiento continuo, porque siempre hay algo más que aprender y compartir. También, es muy gratificante el afecto que se recibe de la gente cuando te reconocen en la calle y te piden una foto o un saludo, eso es muy lindo. Algo en contra puede ser mucha exposición o atribución de actos o palabras que no hiciste ni dijiste, pero eso se sobrelleva con prudencia y buen humor.

¿Qué importancia tiene para ti el manejo de las redes sociales?

Hoy las redes sociales son un gran complemento de la actividad televisiva. Nos permiten tener un acercamiento casi personal con el público. Claro que no siempre están solo las personas que te apoyan y te quieren, en mi caso, gracias a Dios, cuento con ellas. También hay gente que descalifica y hasta insulta tu trabajo, pero siempre hay algo que aprender. Aprovecho esta oportunidad para hacerles llegar mi gratitud a todas esas personas de las redes que me siguen y apoyan en mis actividades

¿Cuál es tu secreto para tener tantos seguidores?

No sé si será un secreto, más bien creo que tiene que ver con ser natural, espontáneo, sin poses forzadas, ni queriendo imitar a nadie. Alguna vez ya lo dije, no soy un personaje, soy así dentro y fuera de un set. Creo que por eso pueden aceptarme en cualquier hogar como a un hijo, hermano o pariente, porque soy como todos, uno más en la familia.

¿Cómo equilibras tu tiempo con el trabajo y la familia?

Con la familia que formo en Santa Cruz con mi compañera de vida y mi pequeña hijita, compartimos mucho tiempo juntos, porque hacemos el mismo trabajo y Niky se acopla muy bien, tanto así que tenemos un reality para Facebook que cuenta nuestra vida en común, tal cual la vivimos. Con mi familia en Cochabamba mis padres, hermanos y tíos, la visita es menos frecuente, pero siempre estamos en contacto a través de la tecnología.

¿Podrías contarnos sobre tu línea de ropa “Marquina Gamer”?

La línea de ropa es una idea conjunta con mi hermana Luka que es diseñadora y tiene su empresa, entonces pensamos en que podía hacerme el vestuario y así fue, pero la ropa que yo lucía empezó a gustar y decidimos expandirla al público ya con una característica particular como son los juegos electrónicos, luego se irán creando otras temáticas.

¿Cuáles son tus planes a futuro?

En el futuro, tengo el gran anhelo de ser, productor de programas de entretenimiento con características particulares y continuar como conductor hasta donde sea posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario