Television, Radio y Periodicos

sábado, octubre 16, 2010

María Rene Duchén, el arte de comunicar

María Rene Duchén, Comunicadora Social, realizó sus estudios en la Universidad Católica Boliviana. Cuenta con postgrados en Derecho a la Comunicación, Micro finanzas, Microeconomía y Competitividad en el postgrado de Harvard. Sus próximos estudios desea realizarlos en economía ya sea como carrera profesional o especialización. Entre las actividades que le gusta realizar esta el jugar básquet, inventar historias con su hijo menor de 9 años y conversar con su hijo mayor de 15 años. La incursión a la televisión ha sido una sorpresa agradable desde un inicio porque no se considera una mujer prototipo de televisión: “Nunca me he considerado una mujer linda, prototipo de mujer de tele, ha sido una sorpresa abrirme espacio en la televisión. Gracias a Dios pude compensar el tema físico con entrega, trabajo, y pude caminar en mi carrera como comunicadora.” Agrega con una gran sonrisa.

¿En este momento estas dedicada a la radio, televisión, a tu oficina, a la Fundación. Estos cuatro aspectos en jerarquía cómo los catalogarías?

Haría dos grupos: Uno de medios de comunicación y el otro de los proyectos personales, es difícil dar un ranking, por un lado soy una mujer de medios de comunicación, me apasiona la radio y la televisión y sé que esto te come; el ser comunicador es una forma de vida. Pero por otro lado la Fundación “Nuestra Esperanza” representa mis objetivos personales que aunque me tome el tiempo que me tome, y aunque no sabia nada de fundaciones, ahí me he propuesto conmigo misma desarrollar proyectos en favor de grupos vulnerables, ha sido muy lento, al principio yo quería pintar el mundo de colores, hasta que me he dado cuenta que voy a tocar un puntito, ha sido un proceso, pero gracias a Dios hemos podido avanzar; entonces en la fundación tengo ese compromiso de vida, hay que trabajar, hay que llegar a más gente, con temáticas que son difíciles: violencia doméstica, empoderamiento de los grupos vulnerables, jóvenes, mujeres, ese es un compromiso de vida. El Duchen y asociados era mi forma de comer, en un período donde no había los medios, no había forma de retornar a los medios, fue esa plataforma que me permitió moverme en el ámbito de la comunicación. Entonces, lo primero en mi corazón están los medios, pero mis compromisos están con la sociedad también.

¿En todos los espacios que ejerces en tu profesión, en cuál te sientes más cómoda?

En un secreto de secretos (riendo), ¿solo para ti? La radio, siempre ha sido un bálsamo, es libre, frente al micrófono es otra cosa, pero te das cuenta que a la hora de la hora, la televisión es reina, es soberana.

¿Alguna vez has tenido una lucha interna de ser mujer y ejercer tu profesión?

El costo es muy alto, sacrificas tu tiempo porque tienes que responder como mamá, como pareja, como si nada pasara. Pero creo que formo parte y tú también de una generación bisagra de mujeres, donde a fuerza de necesidad hemos salido a trabajar, de ahí nos hemos dado cuenta que podemos desarrollarnos personalmente, que podemos aspirar a ser desde una mejor secretaria, a ser una mejor cocinera, a ser una mejor gerente, una mejor periodista, una mejor ingeniera…

¿Cuán cierto es que una mujer jefe es más exigente?

La mujer jefe es más minuciosa, por naturaleza, te estas fijando si se te ha pasado un cuadro. Algo que me ha marcado mucho y me ha tocado vivir es que de muy jovencita me toco dirigir a un grupo de diseñadores: varones, no podían entender cómo una chiquilla podía darles la ruta y me resistieron, no sabes cuanto, hasta que en un determinado momento tuve que recordarles quien era la persona y que era lo que estábamos haciendo, ambos estábamos trabajando y teníamos que lograr objetivos y los beneficios que se iban a tener, eso me marco mucho. De ahí que me esfuerzo que la gente que trabaja conmigo, sepamos hacia donde vamos y cómo lo vamos a lograr, eso ayuda bastante.

¿Para ser una buena comunicadora qué es lo fundamental?

Necesitas entregar el alma, entregando el alma se te generan los caminos para poder tomar decisiones correctas en el momento propicio, yo creo que se necesita madurez, conocimiento y sensibilidad, para ser comunicador no importa seas hombre o mujer. Es una responsabilidad enorme estar frente a una cámara, a un micrófono, frente a una pantalla, frente a un teclado y no es fácil. Entonces digo se necesita eso, nunca perder la sensibilidad estamos aquí para servir, no es fácil servir.

¿Cuál crees que es nuestra lucha fundamental que tenemos en este momento como mujeres?

Igualdad, igualdad de derechos, no sabemos que tenemos derechos, no sabemos que podemos ejercitarlo, en una convivencia muy tolerante con la violencia somos víctimas, es una forma de violencia la discriminación, como es una forma de violencia que tengamos el segundo índice de mortalidad materna como también que dos tres hasta cuatro mujeres bolivianas, mueran con cáncer cervico ¿Qué paso, no hubo atención, no hubo información, no pudimos llegar al lugar que teníamos que desembarazar? Lo que pasa es que no valoramos a la persona que dá vida, no valoramos a la mujer, no atendemos a la mujer, nosotras mismas no sabemos que tenemos derechos, no sabemos que podemos ejercitarlos y de pronto no sabemos leer, nadie nos dijo que el servicio de salud era gratis.

¿Qué rol deberían cumplir los medios?

Es fundamental porque estamos hablando de información, ojalá en algún momento sea más importante que cuatro mujeres mueran en Bolivia de cáncer cervico que la última pareja de Ricky Martin…

¿A través de la fundación has podido canalizar esta problemática de la mujer?

Si, te cuento haber hemos hecho un trabajo que nos parecía necesario y te lo voy a hacer llegar. He hecho unas entrevistas a mujeres políticas, obviamente fuí como periodista, como ex candidata y las entrevisté, de pronto cuando las estaba editando dije no es justo y renuncié a mi periodismo. Es un material de recopilación de sus historias, de sus vivencias que cuentan lo que ha significado entrar en la política, te hablan como mujeres, como seres humanos, en ese primer trabajo he rescatado diez testimonios muy valiosos, estoy ahora buscando la 2da edición. En estos diez testimonios tienes a: Gloria Ardaya, Lidia Gueiler, Ana María Romero, Gaby Candia, Domitila Chungara, Silvia Lazarte, a la Comadre Remedios Loza, a Mónica Medina, es importante escucharlas.

¿Qué se debería hacer para valorar el camino que han tenido que recorrer otras mujeres?

El hecho de que tú y yo estemos ejerciendo nuestras profesiones y conversando sobre cómo haces que te alcance el día, es gracias a que hubo unas mujeres que se enfrentaron a sus sociedades y les dijeron sabes que también pensamos, también podemos opinar y hubo alguien que reclamo que la pegasen todos los días, que dijo podemos votar, muchas de esas historias pasan desapercibidas. El hecho de que ahora en la constitución política se establezca que pueda ser electa como presidenta, presidente, vicepresidente o vicepresidenta, es un salto gigantesco porque tú me acabas de decir, no votábamos, mira que lindo pero eso es gracias a otras gentes, que jalaron el carro y nosotros simplemente estamos jalando el carro para que otras gentes pasen.

¿Para ser una buena profesional, qué seria lo fundamental que tú recomendarías?

Ser uno y reconocerse frente al espejo, no es fácil darse cuenta de los vacíos que tienes, yo digo contra la capacidad no hay nada y para eso tienes que prepararte, entonces eso significa de pronto quitarte horas de televisión, significa hacerte explicar, hay mucha gente que por vanidad no acude a quienes saben, bueno hay que ir y hay que preguntar, eso significa también experimentar, también caerte, yo digo gracias a Dios nos hemos caído, nos hemos vuelto a levantar, es formar tu carácter, abocarte a lo que realmente quieres y tener la virtud de saber que es lo que quieres. Yo estaba estudiando ingeniería química, he terminado en comunicación, gracias a Dios tuve la oportunidad de elegir, y unos papás que me dijeron María Rene esta bien es tu vida, no me dirigieron hacia algo, sino me dejaron ser, digo gracias a Dios.

¿Qué significa para María Rene Duchén disfrutar la vida?

Estar con mis hijos, jugar y compartir con ellos, gracias a Dios tengo dos hijos lindos, son tan diferentes que me permiten ser mamá plena con cada uno, mientras con el chiquito puedo estar hablando de Jack el explorador inventando aventuras, personajes y jugar fútbol a nivel de posibilidades, con el mayor estoy en otro tipo de diálogo, es un momento precioso, lo disfruto mucho, le agradezco a Dios por eso…

¿Qué le dirías a la mujer de hoy?

Que no se canse, que se valore, que se quiera, no podemos dar lo que no tenemos. Valemos mucho, no importa como seamos, de donde vengamos, no importa lo que hagamos valemos mucho, por años nos han enseñado que tenemos que estar relegadas, que no podíamos ser libres, para pensar, para opinar, para decidir, somos seres humanos que merecemos ser respetadas, ser tratadas con delicadeza, merecemos ser apoyadas, amar y ser amadas, merecemos libertad. Sé que muchas mujeres están en situaciones muy difíciles, algo que es universal en la mujer, ojalá que en esa lucha podamos sumar un poquito de amor, de cariño, de valor hacia nosotras mismas.

Algo que quieras agregar…

Que le agradezco a Dios profundamente, desde estar con vida, por tener a mis hijos y estar aquí.con

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada