jueves, mayo 04, 2017

Cajías: en Bolivia se ejerce un periodismo hostigado



La destacada periodista, Guadalupe Cajías de Pérez, estuvo presente este miércoles 3 de mayo en Tarija, en ocasión del Día Mundial de la Libertad de Prensa, para brindar a los estudiantes de la Universidad Católica Boliviana (UCB) una conferencia titulada: Normativa sobre medios de comunicación social, con la que buscó generar reflexión sobre la situación este oficio en el país.

Prensa y derechos
Lupe Cajías brindó en el auditorio de la UCB una conferencia que ella misma calificó de “poco sexy y más bien aburrida”, pero orientada hacia la utilidad que pueda tener para el ejercicio del periodismo, acorde a las normas vigentes en el mundo, para garantizar derechos y deberes de la población.
Así, realizó un breve repaso por la historia de los derechos relacionados a la libertad de expresión y prensa, partiendo desde la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, hasta los más recientes tratados y convenciones.
Sin embargo, a través de su exposición, Cajías no sólo destacó las vulneraciones a la normativa por parte de los particulares y las instituciones sino de los propios periodistas y trabajadores de medios de comunicación que ignoran los criterios de ética, haciendo que las autoridades usen eso como argumento para intentar coartar la libertad de prensa.
Como alternativa a ello, pese a reconocer en sí misma una actitud pesimista, la periodista sugirió recurrir a los tribunales de ética conformados por ciudadanos responsables y reconocidos, que en teoría podrían instalarse en todo el país, aunque sólo en algunas partes se ha hecho y únicamente en La Paz con buenos resultados.
“El tribunal de ética ha contribuido en varios momentos, pues ha logrado una imagen imparcial al atender casos difíciles tanto de periodistas considerados del lado opositor como de medios estatales, y hay que aprovechar de que existe este instrumento y de que se logre la autorregulación”, manifestó Cajías, quien además recordó que la iniciativa de conformar estos tribunales debe nacer de los propios periodistas.

Bolivia y el mundo
Al parecer de Cajías, el mundo vive un momento que convoca y provoca a los periodistas a reflexionar sobre lo que está pasando con la libertad de expresión, tanto en lo referente al cumplimiento de la normativa por parte de las autoridades, como de los propios periodistas.
“Hay derechos consagrados en las convenciones, en las constituciones, en la Ley de Imprenta y otras normas para que se ejerza el derecho al pensamiento, a la palabra que pueda ser difundida y multiplicada, pero esta palabra debe respetar la normativa vigente, sobre todo en lo relacionado con la honra de las personas y con cómo se tratan hechos relacionados con menores de edad o violencia familiar, cómo se manejan los titulares, las fotografías, las escenas, pero sobre todo hacer un periodismo que respete las fuentes”, argumentó.
De igual manera, Cajías reconoció que actualmente en Bolivia el periodismo se ejerce de forma hostigada, tanto desde el aspecto económico (con la publicidad, los bajos salarios, o la competencia desleal) como por la represión que viene desde las autoridades, los poderes fácticos, los grupos de choque y por la compra enmascarada de medios de comunicación.
A todo ello, la periodista volvió a indicar que la única solución la pueden dar los trabajadores de la prensa, ateniéndose a la conciencia y el respeto de los demás, sin recurrir a engaños o ambigüedades con tal de conseguir la información, y sobre todo no cayendo en el sensacionalismo.
“Si conocemos y cumplimos la normativa, estamos haciendo realidad la mejor trinchera y la mayor barrera frente a los intentos cada vez seguidos de imponernos una ley de comunicación como las que rigen en Ecuador y Venezuela. Nosotros podremos reclamar si a la vez somos responsables de lo que hablamos, decimos y publicamos”, concluyó Cajías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario