viernes, mayo 27, 2011

5 momentos de Oprah

Uno de los programas de televisión de mayor audiencia en la historia estadounidense, "The Oprah Winfrey Show", terminó el miércoles después de 25 años de trayectoria. Su anfitriona, Oprah Winfrey, llegó a convertirse en la reina incuestionable de la pantalla chica en los Estados Unidos. Su primer episodio, fue titulado "Cómo casarse con el hombre/mujer de su elección", parecía sugerir que sería un programa más. Sin embargo, 4.560 episodios más tarde, figuras de la talla de Madonna, Beyoncé y Tom Hanks hicieron fila para aparecer en el programa de despedida.

una gran trayectoria. Durante esos 25 años, Winfrey se ha convertido en un nombre familiar, un fenómeno cultural y una de las personas más ricas del planeta con muchos millones en su cuenta. Si bien renunció al programa para dedicarse de lleno a su propio canal de cable, su capacidad para conseguir a los invitados más notorios del momento no ha disminuido. Sin ir más lejos, este mes el presidente Barack Obama le contó por qué había sentido la necesidad de mostrar públicamente su partida de nacimiento. Y Sarah Ferguson le dijo que no la habían invitado a la boda real.
A continuación, los cinco momentos que resumen su influencia.

impacto

Oprah en la cultura norteamericana va mucho más allá de la televisión.

1 DECLARACIÓN. En un tipo de confesión que más tarde se convirtió en un modus operandi de su programa, Oprah le contó a su audiencia que había sido violada cuando era niña. Así comenzó no sólo a apoyar a las víctimas de abusos, sino que también le abrió la puerta a una serie de famosos con alguna adicción.

2 CON JACKSON. El momento de mayor audiencia televisiva de Winfrey fue cuando entrevistó a Michael Jackson en el apogeo de su fama. Unos 62 millones de espectadores pudieron ver el interior de su residencia, Neverland, y descubrir a un hombre que parecía estar atrapado en la infancia.

3 SALE DEL CLOSET. La comediante, presentadora de televisión y actriz estadounidense Ellen DeGeneres se declaró públicamente lesbiana en el programa. Además de reforzar la imagen de Winfrey como "confidente en jefe", relanzó la carrera de DeGeneres, que pasó a conducir su propio show.

4 EN EL SOFÁ. Tal vez el momento más memorable fue el del ataque de risa de Tom Cruise y sus saltos sobre el sofá mientras proclamaba su amor por su nueva novia, Katie Holmes, ahora su esposa. Su extraño comportamiento desde entonces ha sido ridiculizado, diseccionado y parodiado.

5 LA DESPEDIDA. La grabación de uno de los programas finales de Oprah Winfrey en el United Center de Chicago fue una noche llena de lágrimas, aprecio y celebridades como Tom Cruise, Will Smith, Tom Hanks y Madonna. La contradicción de ser una mujer cercana, con los pies en la tierra, y a la vez millonaria.

impacto

Oprah en la cultura norteamericana va mucho más allá de la televisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario