martes, diciembre 04, 2012

Pablo Llanos: "No me caso porque tengo miedo al matrimonio"

Dejó su natal La Paz para integrar los programas Cómplices y No Somos Ángeles, dejando a su familia y amistades en la ciudad del Illimani.

Este sacrificio valió la pena, ya que hasta el día de hoy se ha ganado el cariño de los televidentes. Él es tal y como se lo ve en la televisión, sin nada de poses, amable, sencillo y carismático.

Pablo Llanos lleva 16 años en el mundo del entretenimiento. No por nada es uno de los conductores y solteros más cotizados de Bolivia. En esta entrevista él abre su corazón y cuenta por qué aún no está casado y cómo es su mujer ideal.

¿Qué extraña de la paz?
A mis amistades, mi familia y algunos lugares especiales. Ya me acostumbré a Santa Cruz, aunque no me lo crea.

¿Qué ha cambiado del pablo de 'Decibeles' al Pablo actual?
Bueno, he cambiado en el físico (risas). Usted sabe que así es la vida, eso sí, sigo teniendo mi misma esencia, yo soy el mismo siempre.

¿Es complicado estar en un programa de chismes?
Todo tiene un límite y los programas de chismes deben respetar la privacidad de las personas, esa es la gran responsabilidad. El trabajo de uno termina cuando empiezan los derechos del otro, por eso uno tiene que tener la capacidad de autorregularse.

Hay un juego mediático entre los famosos y muchos personajes buscan las cámaras.

¿Nunca tuvo problemas por decir algún comentario?
Yo sé autorregularme y trato de no meterme en temas que no me competen. Muchas veces prefiero no excederme, una cosa es presentar una nota y otra meterse en la vida de otra persona. Yo pedí ser un moderador en el programa, porque mi perfil no es opinar de otra gente.

¿Qué otro formato de programa le gustaría conducir?
Yo creo que la televisión da para hacer mucho. A mí me gustan los programas que generan competencia, donde se divierten y se esfuerzan. No hay ni un problema si trabajo con jóvenes o ancianos, pero definitivamente me quedo con los programas que tienen espíritu competitivo.

¿Por qué hasta ahora no se ha casado?
Yo le voy a decir la verdad y seré sincero, yo le huyo al matrimonio, ya que como muchos hombres tengo miedo al compromiso formal. No es que no tenga pareja, salgo y tengo un par de amigas por ahí, pero lamentablemente nunca he tenido algo bien formal. Incluso he durado con una persona mucho tiempo y no me casé.

Es un asunto personal, pero eso sí, me casaré, ya que de eso no se puede huir eternamente, siempre hay un roto para un descosido, algún día caeré.

¿Y alguna vez casi lo han hecho caer?
Sí, en un par de ocasiones casi caigo. De repente mi futura esposa está en Santa Cruz, quién sabe.

¿Cómo es la mujer que lo haría casarse?
Simplemente humilde y con una edad término medio que tenga de 24 a 31 años, no tengo ni un problema.

¿Tiene que ser famosa o puede ser una fan?
No necesariamente tiene que ser famosa y si una fan me conquista, claro que puede ser. Le cuento que yo he salido con un par de fans y casi me tumbaron (risas). Está más cerca de lo cree que me atrapen.

¿Por qué le da besos en la boca a sus invitadas?
Eso es cariño nomás. Una modelo dijo que quería darme un beso y yo acepté, llegó al programa y la besé.

¿Usted es un besucón con sus novias?
(Risas) Depende de lo que pidan las chicas, yo accedo.

La clave del éxito en estos años de carrera

Pablo cree que la clave de su éxito es el sacrificio, ya que él afirma que en su vida ha sacrificado muchas cosas para estar en el lugar que le corresponde. "El sacrificio que hice fue adaptarme a la televisión, ya que este trabajo requiere de muchas horas de trabajo", contó Llanos.

Él también confiesa que ha mantenido el mismo carisma desde hace 16 años atrás y menciona que en la televisión hay muchas personas que tienen mucha trayectoria, pero ya perdieron el toque con el que empezaron. "Hay que estar dispuesto a sacrificarse".


No hay comentarios:

Publicar un comentario