domingo, abril 26, 2015

Asociación de Periodistas de Cochabamba: Juicio contra Amalia Pando es insostenible

El juicio penal propiciado por el viceministro de Descolonización Félix Cárdenas contra la periodista boliviana Amalia Pando no tiene ningún sustento legal y debería ser rechazado “sin más trámite” por la magistratura y el Ministerio Púbico, de lo contrario se produciría un nuevo atentado contra la libertad de prensa en el país, sostuvo la Presidenta de la Asociación de Periodistas de Cochabamba (APC), Lucy Argote de Balderrama.

“La colega Amalia Pando no tiene porqué comparecer ante ninguna autoridad judicial por cumplir su trabajo como habitualmente lo hace en una demostración permanente de ética profesional. Se la pretende perjudicar laboralmente, amedrentarla y restringir su tarea informativa diaria sometiéndola a un juicio vano e insustancial; ningún juez probo ni tampoco un fiscal ecuánime que base su actuación en la justicia, podría prestarse a semejante abuso del poder político”, sostuvo Lucy Argote.

La representante de los periodistas cochabambinos remarcó que en el caso de la entrevista con un militar autoexiliado en España realizada el pasado miércoles por Amalia Pando, no existe el menor indicio de que la periodista hubiese incurrido en “incitación al racismo”, todo lo contrario.

“Cuando el entrevistado respondió a una pregunta de Amalia Pando emitiendo la expresión que motiva el juicio del Viceministro, la periodista más bien reaccionó visiblemente molesta ante dicha expresión, no la pasó por alto ni mucho menos la celebró y más bien, antes de proseguir con la entrevista, Amalia le reclamó al entrevistado por la forma en que respondió. Y todo eso está grabado, acabamos de oír nuevamente ese audio de la entrevista y es totalmente falso lo que arguye el Viceministro para enjuiciar abusivamente a nuestra colega”, remarcó la comunicadora cochabambina.
Lo que se dijo en la entrevista de Amalia Pando

Según recordó este sábado la Agencia de Noticias Fides (ANF) la declaración motivo del eventual juicio se registró en una entrevista que sostuvo Pando con el coronel Germán Cardona, quien reveló que el Gobierno y la Policía presentaron supuestamente armas del Ejército en el caso Terrorismo. La periodista consultó al oficial del Ejército sobre el nombre de una delegada presidencial que estaba involucrada en el hecho.

“¿Quién es esa delegada presidencial, es doña Gabriela Montaño?”, preguntó Amalia Pando. A lo que responde Cardona: “Estaba en la oficina, cuando yo le pregunté al sargento que estaba entregando las armas, él me dice ‘la delegada presidencial, esa flaquita, con cara de (palabra censurada*)’, así todavía me dijo, con cara de (palabra censurada*)’, así me dijo… Disculpe que le diga esas cosas, pero así dijo el sargento”.
(*La palabra censurada hace referencia a una especie de camélido con que grupos racistas suelen estigmatizar e insultar a indígenas del país).

La reacción de Amalia Pando fue obvia: “…yo lamento que usted haya hecho esa citación, lo único que quería saber es de dónde sacó el nombre”. Como se puede observar, la periodista no autoriza ni avala tal expresión (menos la fomenta), sino que reprocha que se dijera tal cosa cuando su pregunta estaba orientada en otro sentido: la identidad de las personas que habrían retirado algunas armas de la Octava División, observó el periodista Freddy Vargas de ANF.

Este breve detalle de la conversación evidencia que sería muy complicado atribuírsele responsabilidad alguna a la periodista en la situación. Es más: ante la desafortunada expresión, ella reacciona rechazando el comentario, precisa Vargas.

“En muchos casos la lucha contra la discriminación y el racismo ha devenido en un simple afán de revancha política. Ese parece ser el caso de Amalia Pando. Se aprovecha una situación en la que ella es sorprendida por las declaraciones de otra persona y, a pesar de esto, se busca su procesamiento. La única responsabilidad de Amalia Pando —y por la que quizá debiera disculparse— es no haber anticipado lo que diría su entrevistado. Es decir, por no haber adivinado el futuro”, concluyó el periodista de ANF.




Félix Cárdenas dicta normas de periodismo

La Presidente de la APC criticó la actitud de Cárdenas que sustenta su agresión judicial contra Amalia Pando en el hecho de que la periodista no interrumpió la entrevista con el militar autoexiliado tras la “expresión racista” en una de sus respuestas.

“La periodista debió detener o parar esas declaraciones, porque al permitirlas se constituye en una forma de incitación al racismo”, declaró Cárdenas cuando anunciaba oficialmente el juicio contra Amalia Pando.

“Es absurda esta manera en que el Viceministro se inmiscuye en la labor de la prensa, pretendiendo dar cátedra de periodismo nada menos que a Amalia Pando” —dice Argote—. “El señor Félix Cárdenas desconoce las reglas de un género periodístico como es una entrevista en vivo, y además miente cuando afirma que Amalia Pando ‘dejó pasar’ la supuesta expresión racista del militar entrevistado”.

La APC halla en la actitud del viceministro Cárdenas una nueva y preocupante acción gubernamental para vulnerar el derecho constitucional de la libertad de prensa, lo cual vulnera los principios democráticos que deben prevalecer en un proceso de cambio.
Viceministra Espinoza se suma a Cárdenas

La actitud represiva del Viceministro de Descolonización se hace más evidente cuando exige además la intervención en el juicio contra Amalia pando de la Autoridad de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) “como parte responsable en la regulación de los medios de comunicación”.

Y el Ministerio de Comunicación apoya al viceministro Cárdenas. La periodista Claudia Espinoza, Viceministra de Políticas Comunicacionales dependiente de dicho Ministerio, asegura que Amalia Pando vulneró la Ley 045 de Lucha Contra el Racismo y toda forma de Discriminación.

“Lo que ha anunciado el Viceministro de Descolonización está enmarcado en la ley y por supuesto tiene que seguir el curso judicial correspondiente”, dijo Espinoza en contacto con la Red Patria Nueva.
¿Descolonizar amordazando a la prensa?

Por su parte el director de Sol de Pando, Wilson García Mérida, advirtió que el viceministro Cárdenas, “de un tiempo a esta parte viene pervirtiendo su función cultural al ejercer el deplorable rol de censor de la prensa en Bolivia”.

García Mérida afirma el gobierno debería revisar el rol del Viceministerio de Descolonización dentro la estructura del Ministerio de Culturas. “Se supone que este Viceministerio debe desarrollar políticas de descolonización desde un enfoque cultural, entendiendo la cultura también como el respeto pleno a las libertades ciudadanas; pero la vocación represiva del viceministro Cárdenas, que tiene una particular interpretación de la Ley contra el Racismo y la Discriminación, nos lleva a pensar que ese Viceministerio debería depender del Ministerio de Gobierno y no del Ministerio de Culturas”, dice el director de Sol de Pando a tiempo de expresar su pleno respaldo a la periodista Amalia Pando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario