lunes, septiembre 07, 2015

El Deber ratifica contenido de entrevista a Assange y desmerece crítica de la ministra Paco

El periódico El Deber de Santa Cruz ratificó el contenido de la entrevista que publicó el domingo 30 de agosto a Julian Assange, el creador de Wikileaks, y rechazó de esa manera la arremetida de la ministra de comunicación de Bolivia, Marianela Paco, que exigió de ese medio una rectificación. "El Deber ratifica el contenido de la entrevista, la misma que se sustenta en declaraciones de Assange cuyos registros fonográficos serán enviados al Poder Ejecutivo para su contraste con lo publicado", dijo un comunicado de El Deber.

La semana pasada, el periodista Carlos Morales, de El Deber, entrevistó en la embajada de Ecuador en Londres a Assange, donde se encuentra asilado, y éste aseguró que mantuvo conversaciones con el presidente venezolano Nicolás Maduro para intentar sacar de Rusia al activista norteamericano Edward Snowden, colaborador de Wikileaks, en el avión presidencial de Evo Morales.

Después de ello, el avión de Morales fie retenido en Viena, Austria, porque, supuestamente, los servicios de inteligencia de EEUU suponían que Snowden estuviera en la nave y alertó a varios gobiernos europeos para intentar capturarlo. "Hubo discusiones con el Gobierno de Nicolás Maduro. Sabíamos que Maduro y Evo Morales estaban en la conferencia internacional de petróleo en Rusia. Así que había discusiones en curso sobre que él (Snowden) pudiera ir en el vuelo de regreso del jet de Maduro", afirmó Assange según la versión de El Deber.

"¿Discusiones entre quiénes?", repreguntó el periodista de El Deber. "Discusiones entre gente de Wikileaks y representantes del Gobierno de Venezuela, y durante las discusiones, hablamos sobre, bueno, Maduro es una fuerte posibilidad y también Evo Morales está, también tiene su jet privado allá. Y, dado que estábamos preocupados por la vigilancia que estaba haciendo la inteligencia de Estados Unidos hicimos confusión entre cuál, no estábamos diciendo sobre el avión de Maduro a nuestro abogado, decíamos solo avión presidencial, y así", fue la respuesta.

Un comunicado oficial de Wikileaks, de cuatro puntos, sin embargo, negó el mismo domingo que ello hubiera ocurrido y dijo que Assange no hizo esas declaraciones que le atribuye El Deber. Una semana después de la publicación de la entrevista, la ministra Paco pidió una nueva declaración a Wikileaks, en base a la cual exigió una rectificación a El Deber.

Según el comunicado de la ministra, "el representante oficial de Assange, Kristinn Hrafnsson, ante requerimiento del Gobierno, hizo llegar la siguiente aclaración: ?Wikileaks publicó esta declaración el mismo día que el artículo (en cuestión) fue publicado. Estamos muy molestos por el hecho de que no publicaron nuestra respuesta. Podemos buscar la grabación original si así se lo requiere?". Y luego Hrafnsson reitera los cuatro puntos mencionados en el primer comunicado.

El Deber, al ratificar su versión, señal que será enviada al gobierno en las próximas horas la grabación de la entrevista. Ese diario recordó el lunes que no es la primera vez que Assange realiza una declaración de ese tipo. En abril pasado, durante la exhibición en Rusia del documental Terminal F, que relata el caso Snowden, la entonces embajadora boliviana en Rusia, María Luisa Ramos, preguntó al fundador de Wikileaks vía teleconferencia si había pedido disculpas al Mandatario por haber filtrado en ese portal web una información que activó el bloqueo de la aeronave.

"Edward Snowden podía estar a bordo del avión del presidente de Bolivia de manera totalmente legal, porque se considera un avión diplomático. Para negarle a un avión la utilización del espacio aéreo hay que tener buenos motivos", contestó Assange, según la versión de Russia Today. El fundador de Wikileaks detalló que se discutieron varias opciones y reiteró que el objetivo era distraer la atención de la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU. Ante esa versión, la ministra Paco no pidió ninguna rectificación de Assange.

No hay comentarios:

Publicar un comentario