miércoles, septiembre 23, 2015

Gobierno admite que contratos con Amalia Pando son legales

El Gobierno admitió que los contratos suscritos entre el canal estatal y la periodista Amalia Pando son legales y no corresponde iniciar ningún proceso penal, pese a la denuncia del vicepresidente Álvaro García Linera.
"No hay ilegalidad (en los contratos que hizo). Estoy mostrando los datos para desmentir lo que dijo (Pando), además insultando al Vicepresidente. Eso queremos mostrar con esta información”, declaró la viceministra de Políticas Comunicacionales, Claudia Espinoza.
García Linera, en una entrevista en el programa No Mentirás, del 17 de septiembre, acusó a la periodista de tener elevados salarios. "Amalia Pando ganaba 40.000 bolivianos en Canal 7 y nos defendía (al Gobierno del MAS), no pudimos seguir pagándole eso y nos dio palo”.
Claudia Espinoza agregó que no se asumirá ninguna acción penal. "Era una coproducción. Cuando se hace una coproducción se establece un porcentaje que se destina al canal. En este caso, la productora firma el contrato, obtiene publicidad y entrega un porcentaje al medio de comunicación”, dijo.
La viceministra informó de dos contratos suscritos con Pando. El primero para realizar el programa Doble Sentido, que se difundió por 16 meses desde el 2006, en que el se pagó 1.000 dólares por cada programa dominical y sumó 911.114 bolivianos. "El monto mensual era desde 24.000 bolivianos, luego 32.000, 40.000”, agregó la funcionaria.
El segundo contrato de Pando para el programa Cabildeo, que se difundía de lunes a viernes de 22:00 a 23:30 cobraba 14.900 bolivianos de manera directa. "El monto percibido de la televisora supera el millón de bolivianos”, sentenció Espinoza.

Respuesta de Pando
El programa Doble Sentido fue suscrito con el exdirector del canal Julio Peñaloza Bretel y renovado por su sucesor Sixto Valdez Cueto, después de que el MAS ganara las elecciones. "Si les parecía caro, no lo hubieran firmado y me insistieron que siga en el canal”, dijo la periodista en el programa Jaque Mate, de Televisión Universitaria.
Este contrato, explicó Pando, le permitía cobrar 8.000 bolivianos por cada domingo y dos horas de producción. "Habían meses que ganaba 32.000 bolivianos y otros (meses), con cinco domingos, que facturaba 40.000 bolivianos (...). Ahí están los 40.000 que le chismearon al Vicepresidente. No es que esto ganaba al mes”, declaró.
Sin embargo, dijo que con ese dinero debía pagar la escenografía, los materiales, a camarografos de piso, camarógrafos de calle y periodistas, a quienes debía cubrir con aportes a las AFP, seguro social y otros beneficios.
"¿Cuánto me pagaban? 1.000 dólares por programa. Una producción de 500 dólares por hora producida”, apuntó.
En 2008 el monto bajó a la mitad cuando entró como conductora la periodista Claudia Benavente, hoy directora de La Razón. "No pudo sostener la productora. En cinco programas en junio facturó 20.000 bolivianos. Le bajaron a la mitad”, dijo.
Luego trabajó para el programa Cabildeo. En él ganó 14.900 bolivianos. "Por el contrato me pagaron los 2.000 dólares al mes (14.000 bolivianos) sin aguinaldo, sin celular, es decir, explotada por Canal 7”, afirmó.
Luego dejó ese canal y llevó el programa a RTP, por el que se le pagó 14.000 bolivianos. "Pagaba impuestos, daba facturas y sin beneficios sociales”, agregó.
"No son como los depósitos del Fondo Indígena que pasaron a cuentas particulares. Cobraba por un trabajo”, replicó Pando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario