martes, junio 21, 2016

SIP condena acusaciones del Vicepresidente contra la prensa

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó ayer las acusaciones del vicepresidente de Bolivia, Álvaro García, contra la prensa, a la que se refirió como una “mafia mediática-política”.

La SIP dijo que se trata de una “vieja práctica de intimidar a los periodistas y descalificar a los medios, cuyo objetivo es disuadir que se informe sobre asuntos de interés público”.

García acusó a opositores, medios de comunicación y abogados de encabezar una “conspiración” contra el presidente boliviano, Evo Morales, según la SIP, con sede en Miami (EEUU).

García amenazó con aplicar “la ley a todos esos mentirosos”, al referirse a las informaciones sobre la expareja de Morales, la empresaria Gabriela Zapata, indicó la SIP en un comunicado.

En febrero pasado el periodista Carlos Valverde desveló que Morales mantuvo una relación de varios años con Zapata, de la que supuestamente nació un niño.

“Condenamos profundamente que el Gobierno siempre intente estigmatizar a la prensa, llamándola ‘cartel’, como si se tratara de bandas de delincuentes”, dijo el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de Información de la SIP, Claudio Paolillo.

García se refirió en específico a la Agencia de Noticias Fides (ANF) y a los diarios El Deber, Página Siete y Erbol.

Según la SIP, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, señaló que esos medios formaban parte de un “cartel de la mentira”.

Precisó que García calificó a Valverde como mentiroso vinculado a intereses externos, mientras que acusó a los periodistas Amalia Pando y Andrés Gómez de estar asociados a un plan de desestabilización.

Paolillo consideró injustificado entablar “procesos penales que no se compadecen en nada con lo que estipula la Ley de Imprenta vigente en el país”.

La SIP señaló que en mayo Valverde abandonó el país ante las amenazas por haber informado sobre el caso de Zapata y por haber denunciado presuntos actos de tráfico de influencias en la adjudicación de contratos estatales a la empresa china donde la empresaria fungía como gerente comercial.

Informó que también salió del país el director del Sol de Pando, Wilson García Mérida, después de que el ministro de la Presidencia le inició un proceso judicial por sedición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario