domingo, noviembre 14, 2010

Luis Fernando Blacutt Blanco. “Narices”.

“¡Que vivan los niños!”

Los colores rojo, amarillo y azul son característicos de este personaje que en poco tiempo se robó el cariño de los pequeños. Su trayectoria que data de hace ocho años le permitió conocer un sinfín de niños que a la fecha lo recuerdan como un gran amigo que acompañó parte de su niñez. Narices es un hombre, que a decir de muchos, nació para divertir y entretener a los niños del país. Es un payaso contemporáneo muy diferente a la idea de un payaso clásico y tradicional, es travieso, juguetón, palabrero, sencillo e inocente, de corazón noble, alegre, transparente y bonachón.

¿Cómo comenzaste?

Me gustaba imitar las voces de los locutores y un día se dio la oportunidad de poder hacer radio.

¿Hiciste radio, no?

Sí, en Radio Integración, PCM y Doble 8 Latina.

¿Cuándo llegaste a PAT?

El año 2002 aproximadamente.

¿A qué se debe tu salida de PAT?

Asuntos personales, además del poco apoyo de la Red.

¿Crees que los medios de comunicación brindan el apoyo suficiente a la producción nacional?

Creo que no saben valorar los talentos e ideas que se tienen y prefieren lo de afuera, tal vez tenga la culpa el poco amor que tenemos por esta tierra hermosa, eso hace que lo de afuera sea siempre mejor. Es un problema de identidad.

¿Es difícil mantener al aire un programa de calidad?

Sí, debemos ser muy exigentes y si el medio no te apoya, más vale meter la mano en el bolsillo y gastar lo necesario para que salga como se planificó.

¿El programa que conducías era de la Red, tuyo o “riesgo compartido”?

El programa era de la Red, pero el personaje es mío.

Los televidentes se quejan de que en los últimos tiempos los programas nacionales se convirtieron en malos plagios de los programas internacionales, ¿cómo defines tú al programa que conducías?

100 % nuestro, “Narices” es un personaje boliviano que considera que el ser humano tiene grandes ideas.

¿Cómo vez a la televisión nacional?

Estamos en pañales.

¿Volverás a la pantalla chica?

Si Dios lo decide, así será.

¿Eres “otro” cuando conduces el programa, no?

Sí, me olvido de ser adulto y vuelvo a ser niño.

¿Cómo te sientes cuando estás conduciendo el programa?

Es una experiencia liberadora, la mejor terapia contra la depresión es trabajar para los niños.

Muchos dicen que para trabajar con niños debes tener un don especial ¿qué opinas?

Es difícil, es más fácil hacer reír a un adulto que a un niño.

¿Cómo te tratan los niños cuando te ven?

Como uno de ellos.

Como en todo hay buenos y malos, ¿alguna vez te tocó lidiar con un niño caprichoso que odia a los payasos?

Sí, un millón de veces, hasta que terminaron convencidos de que “Narices” no es un payaso más.

¿Alguna anécdota?

“Narices” jugando con una pelota en medio programa la patea arriba y caen las luces, gracias a Dios no se arruinaron.

¿Cómo te sientes al ver a los niños potosinos agarrando su vasito, sin siquiera saber caminar?

Me duele ver tanta desigualdad entre hermanos, tanto egoísmo. Deberían crearse Políticas de Estado que hagan algo por esos niños y otros que necesitan ayuda. Los niños son el hermoso presente y no el futuro.

Un mensaje a tus pequeños fans.

Yo viví mucho tiempo pensando que lo mío era lo más importante hasta que Dios me mostró que es mejor ser para los demás. ¡Que vivan los niños!.

Preguntas y respuestas

¿A quién admiras? A Jesús.

¿Has sentido envidia de tus colegas? No.

¿Quién era tu héroe de niño? Superman.

¿Con qué payaso te identificas? Con ninguno.

¿Cuál es tu programa de televisión favorito? Icarly. (Serie estadounidense)

¿Qué significa “amor” para tí? Mi familia.

¿Cuál es tu máximo orgullo? Mis hijos.

Bolivia... Olvidada.

La Paz... Hermosa.

¿Los niños? Presente descuidado.

¿Cuál es tu color favorito? Rojo.

¿Cuál es la frase con la que te identificas?

“Tú puedes si le crees a Dios”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario