lunes, octubre 06, 2014

John Arandia 1.000 noches “a todo pulmón”

Llegar al programa número 1.000 de Todo A Pulmón fue emocionante. Claro, era el comienzo del proyecto en Cadena “A”. “Después fue darle continuidad, meterle vuelo, luchar todos los días por tener la mejor programación, a los protagonistas y en ese afán… perdí el ritmo de los números, cuando de repente eran 700, 800, 900 y 1.000 programas. Me detuve a pensar en lo que significa 1.000 programas, contando los días, de lunes a viernes y en cada programa tener que traer cuatro cosas interesantes para la noche, preparar la pre producción, producción y post producción, estudiar cuatro temas específicamente para hacer las entrevistas, cada noche multiplicado por 1.000, huy… es una gran satisfacción. Mil programas es un logro, es como (cuando estás con) la novia, ¿no? estás un mes, dos meses, un año y las cosas empiezan a ponerse más serias, quisimos festejar de una manera muy simbólica, pequeñita, pero con todo el equipo”, cuenta John Arandia, director y presentador de Todo A Pulmón, que acaba de cumplir el millar de entregas diarias en Cadena “A”.

John confiesa que la lucha no fue sólo tener a los protagonistas de las noticias sino hacer un buen programa y preguntarse primero “qué quiere conocer la gente del entrevistado”.

“Lo mejor ha sido tenerlos a todos (los entrevistados e invitados) y la respuesta positiva de la gente, (sin embargo) recibir constantes amenazas por nuestro trabajo ha sido difícil, tener que pagar la factura, recogerte tan tarde, no es fácil, tener un programa en la noche cuesta mucho en todo, en esfuerzo, estrés y en familia… Y 1.000 programas son para tomar un respiro y acordarte de todo lo que cuesta hacerlo todos los días”, manifiesta.

¿Qué te marcó estos años?, le preguntamos al periodista, a lo que respondió: “Yo creo que el se puede, el que no sea necesario un set de televisión realmente grande para hacer buenos programas, que lo más importante es trabajar con gente que sabe”.

Arandia afirma que el programa hace la diferencia trabajando “a todo pulmón”. “Es una sana y bonita competencia (con el resto de programas), fuera de set nos reunimos con Pomacusi (No Mentirás) o nos tomamos a veces un trago con (César) Galindo (del Que No Me Pierda). Yo creo que la competencia está en el contenido, la diferencia es cómo llevas la entrevista, ese es el tema de fondo”, declara.

Con una reconocida trayectoria en los medios, los últimos cinco años en Cadena “A”, John manifiesta seguir siendo el mismo periodista de antes.

“Lejos de la transa y la prostitución, como dice la canción de Alejandro Lerner, con muchísimas tentaciones puestas incluso en la mesa, hoy soy un hombre satisfecho de tener lo que tengo limpiamente, sin hacer matufiadas, siempre me voy a dormir con mi conciencia tranquila y eso es lo que más me gusta de todas las noches”, sostiene.

El presentador manifiesta que le gustaría que le den más tiempo de programa. “Odio el tiempo en la televisión… siempre me quedo insatisfecho, me gustaría que me puedan dar un poco más de espacio, me ha dolido mucho dejar el tema de las campañas de solidaridad y me alegra ver cómo todos los programas han retomado algo que nosotros empezamos, me siento satisfecho de haber puesto esa semilla”, expresa.

John anunció que la imagen de la revista nocturna será renovada en unas semanas más. “Queremos volver después de este momento político a la esencia de Todo A Pulmón, que era presentar un tema de coyuntura, un tema nuestro y algo de show en la noche, pero bastante sano porque ese es el principio del programa”, anunció al lamentar haber dejado la lectura de la biblia por la falta de tiempo. “Por eso debo pedir disculpas a mucha gente”, manifiesta.

“Es un buen buque”, dice John

AHORA EL TRASATLÁNTICO SE LLAMA CADENA “A”

Con los mil programas de Todo A Pulmón, John Arandia va también rumbo a sus cinco años como director nacional de noticias de Cadena “A” y el balance es “fabuloso y fascinante”.

“El departamento de prensa de Cadena A no recibe ninguna clase de injerencia… no recibe llamadas para cambiar títulos. Somos 100% independientes y ahí está el pecho de todos los periodistas y presentadores”, dice.

¿Valió la pena dejar 10 años de trabajo en la Red Uno? (Sí), alguien me dijo: estás dejando un trasatlántico para ir a un barquito a remos. Ahora el trasatlántico se llama Cadena A, es un buen buque (sonríe), no tendrá los lujos de camarotes totalmente cómodos o canchas de golf o de tenis, pero se le mete leña y los motores arrancan y puede competir con cualquiera.

Hoy tenemos un buen canal de televisión y sano”, destacó John.

ANÉCDOTA

“Quizá los problemas que he tenido que sortear, el vídeo soborno, el ultraje de la policía hacia un actor de teatro, pero hemos tenido la solvencia para demostrar que hacemos un trabajo limpio y lo más idóneo posible y que Dios es el único que puede juzgarnos por lo que hacemos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario