domingo, marzo 01, 2015

Expertos ven difícil hacer frente a la 'Tv basura'

Expertos, periodistas y comunicadores sociales coinciden que cada vez es más difícil y en condiciones más propias, competir con la avalancha de la "Tv basura" que proviene de afuera. Las grandes dificultades estriban en lo económico, tanto que la producción nacional solo llega al 28%, como refleja una encuesta del Movimiento de Acción Estudiantil (MAE) de Santa Cruz. Los altos costos de producción, la falta de creatividad, el escaso presupuesto que le asignan la empresas televisivas, son entre otros, los factores para generar una televisión de calidad y nutrida en contenido, en valores y profesionalismo.

"Producir en televisión es caro, y el costo de generar un programa de calidad ya es una limitación. Es por ello que productores independientes, con fines distintos a los de la televisión comercial, requieren financiamiento de instituciones para hacer programas distintos y alternativos", explica Vania Sandoval Arenas, investigadora del Programa "Comunicación Democrática" de la Fundación UNIR Bolivia.

En contexto. La Tv basura, más que un concepto surgido en los años '70 y '80 del siglo pasado, se constituye en un prototipo que impone una nueva manera de ver la realidad, vulnerando todos los patrones culturales de los pueblos y "globalizando el entretenimiento soez, vulgar, ficticio, amoral y promiscuo hasta anular su función educativa e informativa", como describen diversos tratadistas.

"La Tv basura ha llegado a tener una aceptación gradual entre los usuarios y consumidores, que en su mayoría son producciones extranjeras y solo son de entretenimiento que es lo que le interesa a los productores y dueños de los medios", describe Orlando Layme Ibáñez, coordinador general de MAE.

El comunicador social Max Tórrez Garay, señala que en Bolivia la Tv basura ingresó a través de los primeros programas policiales. Luego vino la difusión de notas internacionales sobre escándalos sexuales de famosos. "Desde hace algunos años con la difusión de videos con tomas morbosas, con modelos que lucen ropa íntima, ha continuado con un par de programas de chismes sobrecargados de saña o malintencionados", argumenta.

Los tiempos cambian y la dinámica de la televisión también parecen decir los gestores y defensores de la "Tele basura". Bajo esa lógica, la televisión local y nacional, en los últimos años ha empezado a desarrollar un grotesco papel de forzar producciones de programas de entretenimiento al igual que los enlatados que llegan de afuera. En algunos casos recreando los mismos formatos.

"Los auspiciadores son corresponsables en esto. Ellos deciden a qué programas apoyar. Sin embargo, creo que en estos tiempos de redes sociales (Facebook y Twitter) la audiencia cada vez más está haciendo escuchar y sentir sus preferencias y es un buen termómetro para ver si la tv basura gusta realmente o indigna", enfatiza la comunicadora social, Marisol Murillo.

Un diagnóstico de la Tv actual. Según datos de una encuesta realizada por el colectivo juvenil MAE, sobre la situación actual de la televisión que consume nuestro país, tanto abierta y por suscripción se tiene que el menú de una jornada de programas diarios incluyen: 30% entretenimiento, 23% novelas, 10% informativos, 3% programas de salud y cuidado del cuerpo, 8% programas para niños, 5% chismes, 10% series, 11%cine.

En tanto, entre los programas que diariamente difunde la televisión nacional son: 37% peruanos, 15% chilenos, 10% mexicanos, 5% argentinos, 5% series norteamericanas y solo el 28% de producción nacional. "Primero que no hay producción nacional, son pocos innovadores, solo saben copiar y pegar, no se abren a nuevos paradigmas, solo les interesa el rating. Sin embargo, creo que es necesario abrirnos a nuevos paradigmas en la comunicación de masas", puntualiza Layme en su diagnóstico.

Sobre la problemática. Según expertos, el problema no es la tecnología de la televisión sino el contenido que se difunde a través de ella. La televisión nacional a la par de desarrollo social, económico y tecnológico ha desarrollado nuevos modelos y formatos de producción, pero en ninguno de los casos ha asumido una mística propia como sucede en otros países. A eso añade, Sandoval, al indicar que una vez producido un programa,“independiente del circuito comercial”, difundirlo cuesta mucho, considerando que no existen por lo general espacios en la televisión privada para difundir “otros” productos audiovisuales alejados de lo planificado y agendado ya para captar publicidad y por lo tanto generar ingresos.

"El Estado, como ocurre en otros países, podría establecer políticas de fomento a la producción audiovisual independiente. La Constitución Política del Estado garantiza en su artículo 106 el Derecho a la Información y Comunicación, una forma de aplicarlo es democratizar el acceso a los medios públicos", enfatizó.

A América Latina, con miles de necesidades a la que todo le falta, menos una antena de televisión, se impone la Tv basura de manera imparable, que según Layme, su contenido es un cruel espejo de la deformación social en que viven hoy los hogares más íntimos y lúgubres de países como el nuestro.

Para Tórrez Garay, la mayor parte del público consume programas de entretenimiento y desprecia los programas culturales. Por eso los canales invierten en este tipo de entretenimiento.

Además, señala que los canales de televisión necesitan, para su funcionamiento, recuperar sus fuertes inversiones en producción nacional. La manera más fácil de facturar es comprando enlatados de bajos precios. "No podemos producir algunos programas en algunos géneros de televisión porque carecemos de talentos (por ejemplo, telenovelas, series, etc.)", puntualizó.

Otro de los aspectos tiene que ver que en Bolivia no hay carreras universitarias, institutos especializados ni centros de innovación para la formación de profesionales en el campo de la televisión."Por eso en las grandes redes recurren a productores extranjeros", apunta.

Nuestros noticieros. Respecto a los noticieros y programas con formato de entrevistas, estos tampoco han escapado a lógica de la Tv basura. Para Sandoval, las noticias en varios canales de Tv son presentadas como hechos de farándula, llevan musicalización y se cuentan los hechos por “capítulos”, no exentos de dramatismo. "El problema es que se excluye contexto, contrapartes, análisis de causas y consecuencias de hechos que afectan e inciden negativamente en la convivencia ciudadana", señala.

Además, prosigue Sandoval, se muestran las noticias de corrupción o vulneración de derechos como simples historias centradas en personas. Se obvian las relaciones de poder insertas y se minimiza la complejidad de los temas. "En conclusión, es una noticia “emocionalmente impactante” pero que brinda pocos insumos para la reflexión y la generación de acciones ciudadanas", finaliza.

Desafíos
El Estado es el llamado a generar políticas

Paradojas. Mientras el Estado, a través de la norma constitucional garantiza a los medios televisivos generar una propuesta comunicacional y de información de calidad, los medios ante la avalancha de producciones extranjeras ya concebidas y estructuradas no hacen otra cosa que adoptarlas como suyas y dejando de lado la retroalimentación de los contenidos de sus mensajes. Tórrez Garay cita que como una paradoja el hecho que el Canal Universitario, con presupuesto propio de la universidad y llamado a producir educativos en apoyo a la enseñanza universitaria o canales provinciales, prefieren colgarse de las señales satelitales antes de encargar producciones en defensa de su identidad cultural.

Otra ironía. El público y cierta corriente de opinión se escandaliza por la presencia de ciertos “contenidos basura” (que transmiten antivalores humanos o morbo obsesivo como dice Tórrez Garay), pero a la final termina viendo este tipo de programas cuando hay miles de opciones “no basura” en la grilla programáticas de los canales de televisión.

Desafíos. Según MAE, aún es posible producir programas de alto nivel y al mismo tiempo ser competitivos, si se tiene el verdadero desafío de producir programas sanos, promocionando contenidos educativos, culturales, documentales, ciencia y tecnología.

"La televisión puede ser una aliada de la educación, de la cultura, de la libertad y puede contribuir a mejorar el nivel de convivencia y respeto entre los ciudadanos", puntualiza Layme.

Nivel profesional. Por su parte la exconductora de televisión, Milena Zarzar, enfatiza que la única manera de desarrollar una televisión competitiva y rica en contenidos es contando con recursos humanos capacitados en todas las áreas que convergen a dicha actividad. "No basta con leer el periódico o ver internet para estar informados. Nos falta una escuela de periodistas, comunicadores sociales especializados en manejo de medios de comunicación y 'no pincha micrófonos'.

Debate. A todo ello, la televisión basura, privilegia, entre otros aspectos, la presencia femenina en su aspecto más vulnerable. Sandoval considera que mostrar imágenes como las que se ven, contribuye a la vulneración de derechos y a la violencia cultural.

Punto de vista

"Pocos son los medios dispuestos a arriesgar"

Marisol Murillo
Comunicadora Social
'Desde hace varios años se nota la importación de "modelos" de programas que apuntan al entretenimiento fácil, exhibiendo a adolescentes y mujeres jóvenes, haciendo del chisme y la burla un contenido común, fomentando sobre todo estereotipos machistas en sus comentarios y en la manera cómo se usa a los y las jóvenes para crear historias de telenovela, provocando peleas y riñas amorosas en vivo.

Son recetas que se adaptan a la televisión boliviana. Dicen que son de alto rating, pero la verdad todavía no hay un sistema de medición en el país que confirme aquello.

Frente a esto, pocos son los medios dispuestos a arriesgarse a invertir en programas distintos, así que prefieren apostar por una receta que funciona en otros países.

En cuanto a los noticieros hay contradicciones. En un programa informativo después de dar una noticia sobre un feminicidio y además de mostrar indignación por esos niveles de violencia contra las mujeres, inmediatamente la siguiente nota muestra la famosa pasarela de chicas en ropa interior. Son las grandes contradicciones de nuestra televisión'.

"Cualquier programa es difícil de ser aceptado para un público objetivo por eso los productores invierten en lo más fácil y divertido. Eso responde a que la televisión por ahora enfatiza más el morbo, chisme, diversión visual entre otros. Y de cultural nada".

Lenny Luz Huarachi
comunicadora social

"Depende de qué tipo de programa. Los chismes y el morbo vende. Frente a eso es difícil desafiar. Se necesitan varios medios y sobre todo recursos económicos, para producir programas con alto contenido profesional y cultural. Toma tiempo posicionar”.

Paola Toullier
Conductora de televisión

"Creo que más del 60% de la programación televisiva es de entretenimiento y todas producidas por extranjeros. Y los profesionales del medio, por tener una fuente laboral, terminamos bailando el ritmo de ellos, agravado por un escaso mercado laboral".

Marlene Rodríguez
Experta en Comunicación y Cultura

"No es que sea difícil producir algo diferente. Lo que pasa es que los productores buscan todo aquello que genera ganancia. Y la gente quiere eso. Por eso los programas, incluso los noticieros, se hacen faranduleros. Se requiere algo propio y muy profesional".

Vanessa Escobar Arias
Jefe comercial de la universidad NUR

Entrevista
Milena Zarzar
Comunicadora Social y Abogada
"Están más enfocados en lo comercial"

Milena Zarzar, hasta hace poco productora y conductora de televisión, con muchos años de experiencia, tras su última incursión con el programa de farándula 'Confidencialmente', describe el momento actual de la televisión nacional.

P. ¿La Tv basura ha ingresado al país?
M.Z.: Cuantificar este extremo es muy difícil. Un estudio al respecto no hay y lo cual requiere un trabajo muy arduo.

P. ¿Cuáles son las trabas para hacer frente?
M.Z.: Factor económico, publicidad, costo reducido, falta de interés en contenidos diferentes, espacios. Los productores están más enfocados en lo comercial (priorizan su rentabilidad) que en contenido. Por ahora crece el boom de los programas de 'televentas', cuyo 50% de su espacio está destinado a la publicidad.

P. ¿Cómo ser competitivos sin caer en la Tv basura?
M.Z.: Si se separa el sensacionalismo, el amarillismo y la sorna con un enfoque profesional en el marco de la legalidad y el respeto se va a llegar a un público objetivo y ante todo vamos a reeducar a la sociedad.

P. ¿Y qué pasa con los noticieros?
M.Z.: Les falta profesionalismo, compromiso, sobriedad y sobre todo comunicación. Creo que se necesitan verdaderos reporteros que sepan hacer libretos para los presentadores de noticias, quienes muchas veces pecan de comentaristas y no están adecuadamente preparados.

P. ¿Es difícil generar utilidades con una tv seria?
M.Z.: Definitivamente sí, pero no es imposible. Lo que pasa es que se busca lo fácil y cómodo, pero ya es hora de retomar los valores y retornar a las enseñanzas de nuestros padres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario