martes, septiembre 06, 2016

“Periodistas y dueños de medios deben tener ética”



Karina Olarte Quiroz, desde pasados días, forma parte del Tribunal Nacional de Ética Periodística, una instancia que se encarga de velar por el cumplimiento del Código de Ética.

Profesional en Comunicación, Presidenta de la Asociación Boliviana de Investigadores de la Comunicación (ABOIC), docente y asesora en Comunicación en la Universidad Católica Boliviana “San Pablo” en Tarija, Olarte, ex directora de El País eN, asume su nuevo reto con el objetivo de contribuir a que el periodismo en Bolivia sea responsable.
Considera que una de las tareas pendientes es que la ciudadanía conozca, a profundidad, el Código de Ética Periodística.

El País eN (EPEN): Desde la semana pasada ya forma parte del Tribunal de Ética Periodística, un logro importante. ¿Cómo llegó a esa instancia?
Karina Olarte (KO): El Tribunal Nacional de Ética Periodística se constituye desde el 2010. Esta es la tercera gestión del Tribunal, que comenzó en noviembre de 2015 y los miembros son cinco tribunos. Hace unos meses, en abril, renunció uno de los miembros y el Tribunal quedó con una acefalía, entonces en agosto el Consejo Nacional de Ética Periodística hizo una reunión especial y elaboró una convocatoria para ver quién iba a entrar. Hubo cuatro postulaciones, la Asociación Boliviana de Investigadores de la Comunicación me postula y bueno por la trayectoria en el trabajo que he realizado me eligen.
Creo que para los comunicadores es importante estar en este espacio, el Tribunal está compuesto por personas de la sociedad civil y personas vinculadas a la comunicación y el periodismo. La idea es que las personas que estén ahí contribuyan principalmente al tema de la autorregulación en Bolivia.

EPEN: ¿Con qué expectativas ingresa al Tribunal de Ética Periodística?
KO: Sobre todo contribuir a que el ejercicio del periodismo en el país pueda ser ético y responsable. ¿Cómo en la práctica podemos contribuir a ello? recibiendo las denuncias sobre casos donde se esté cuestionando el ejercicio del periodismo, donde podamos hacer el análisis correspondiente y verter las sugerencias en el marco de los articulados que tiene el Código Nacional de Ética Periodística.
EPEN: Usted mencionaba que este Tribunal está en vigencia desde el año 2010, sin embargo, se conoce muy poco sobre la labor de esa instancia. Coméntenos ¿cuál es el rol que cumple? y ¿cómo puede acceder un ciudadano a la función que realizan?
KO: El Tribunal de Ética Periodística fue constituido el año 2010 y está encargado de velar por el fiel cumplimiento del Código Nacional de Ética Periodística por los periodistas de los diferentes medios de información en el país, ya sean públicos o privados. Está sustentado por organizaciones que componen el Consejo Nacional de Ética Periodística, como la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia, la Asociación de Periodistas de La Paz, la Asociación Boliviana de Radiodifusión, la Asociación Boliviana de Investigadores de la Comunicación y la Confederación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Bolivia.
Este Tribunal de Ética es la máxima expresión de autorregulación en el periodismo boliviano. Desde el 2010 hasta la fecha se han resuelto más de 50 casos en el país y el actual directorio ha resuelto cinco casos y uno está en proceso.

EPEN: Cuando interviene el Tribunal de Ética, y si se confirma la falta, ¿la resolución que emite es de estricto cumplimiento? ¿o solo es una recomendación?
KO: Tenemos que tener en cuenta que el Tribunal es principalmente una instancia moral, para la autorregulación en Bolivia. ¿Cuál es operativamente el proceso? Cualquier ciudadano puede presentar una denuncia ante el Tribunal, nosotros tenemos un formulario de denuncia y ahí se debe desarrollar toda la denuncia y también ahí debe indicar qué artículos se están vulnerando del Código Nacional de Ética Periodística, por eso importante socializar este Código para que los ciudadanos conozcan contra qué elementos hay desavenencias en el ejercicio periodístico.
Cuando el Tribunal recibe esta denuncia hace un análisis para ver si realmente corresponde o no el tratamiento en esa instancia, puede ser que se desestime la denuncia porque no se ajusta a que sea un medio de comunicación boliviano, de que sea un medio que no genere información y solo la difunde. No podemos hacer un proceso de análisis a un medio que no genera información, que solo divulga.
Después de ese proceso de análisis se acepta o se desestima la denuncia. Cuando se acepta se avisa a las partes y entramos a la parte informativa, donde los implicados tienen que presentar sus cargos y descargos relacionados a la denuncia. Este análisis puede extenderse hasta 60 días.
El Tribunal analiza y emite una resolución recomendatoria sobre el caso. Esta resolución generalmente tiene sugerencias, como es una instancia sobre todo moral se hace una recomendación para que se encamine hacia el periodismo ético y responsable, se da pautas de cómo mejorar. En algunos casos se recomienda rectificar la información, aclarar públicamente una información que no haya sido la correcta, complementar la información con partes y contrapartes.
No se dan sanciones ni suspensiones, porque el Tribunal de Ética no tiene esas atribuciones, como lo tendría una resolución del Jurado de Imprenta que a partir de la Ley de Imprenta sí puede generar sanciones.

EPEN: ¿En los casos que han llevado hubo rectificaciones o aclaraciones por parte de los medios de comunicación que han sido observados?
KO: Yo recién me estoy empapando de esa información. Uno de los casos que se trató fue la denuncia que presentó el alcalde de La Paz, Luis Revilla, contra el diario Cambio al que acusó de contravenir los artículos 1, 2 y 4 del Código Nacional de Ética Periodística. Entonces por eso es importante que la ciudadanía conozca el Código, porque sus denuncias tienen que ser en relación a los articulados del Código.
En este caso, luego de que se valoraron las pruebas, el Tribunal ha declarado probada la denuncia presentada por Revilla y recomendó al periódico Cambio que realice la correspondiente rectificación y aclaración. Pero Además el alcalde de La Paz había denunciado otros artículos que el Tribunal consideró que no correspondía, entonces ha desestimado parte de la denuncia.
Ahora cada parte utiliza, a veces, la resolución del Tribunal bajo su conveniencia. Pero esa no es la idea, lo que se busca es que la resolución contribuya a que el medio de comunicación y los periodistas ejerzan un ejercicio ético y responsable del periodismo.

EPEN: ¿Qué parámetros considera que son importantes para evaluar el trabajo de los periodistas desde el punto de vista ético?
KO: Principalmente se tiene que reconocer y compartir los similares principios y valores, del hecho de tener una responsabilidad de informar a la población, de no parcialización, de buscar la verdad, la exactitud, de completar la información. Son valores éticos que le van a hacer falta al ciudadano para tener una información veraz, correcta, oportuna.

EPEN: ¿Cuáles son las fallas más comunes que ha observado en los medios de comunicación de Tarija?
KO: Bueno esto más a nivel personal que de Tribunal, una de las principales fallas es la falta de exactitud. Por ejemplo, a veces leemos algo donde no se usan las palabras correctas y eso puede dar lugar a la confusión, a la distorsión de la información.
Aunque hemos visto un avance importante, aún hay falencias en el manejo de las fuentes, partes, contrapartes, diferentes visiones del mismo hecho que le permitan a la ciudadanía a tener una visión exacta del hecho.
Y otro tema que tiene que ver con los principios éticos es que a veces se mezcla la información con la opinión. Entonces eso también contribuye a que el ciudadano no diferencie entre cuál es la noticia y cuál la opinión del periodista, del editor o del presentador de noticias. Eso debería estar claramente dicho, explicitado o escrito, ¿Cuál es noticia? ¿cuál es la opinión? porque la opinión se la tiene que generar la ciudadanía.
También se incurre en la población de fotografías de cadáveres, heridos graves o personas en situaciones extremas y provocan sensacionalismo.

EPEN: Para evitar este tipo de problemas, ¿es importante que cada medio cuente con un reglamento de ética?
KO: Es lo ideal. Y el Código Nacional de Ética me parece que es un elemento, un instrumento importante, porque es legitimado, reconocido y enriquecido por las organizaciones, que podría ser un paraguas. Pero si cada periódico tuviera su propio Código de Ética, sus normas de redacción y estilo, sería un gran aporte para el periodismo.

EPEN: Dentro de la conducta ética de un medio de comunicación, ¿juega un rol importante la conducta del propietario? Porque el periodista puede tener un lineamiento para trabajar, pero el propietario impone otra
KO: Es importante, por eso Código de Ética también los involucra. Debería haber un diálogo en común, manejar principios similares entre los propietarios, editores, periodistas, todos los que tengan que ver en el ámbito informativo o de opinión.

EPEN: ¿Y cómo se evalúan a los medios estatales? porque cumplen un rol de informar pero responden a ciertas autoridades
KO: Los medios estatales no deberían ser estatales, sino medios públicos. ¿Y cuál es la diferencia? que el medio estatal va defender la posición de un determinado gobierno, mientras que el medio público debe trabajar por la gente, por la ciudadanía. El tratamiento dentro del Código de Ética es el mismo, porque es un medio de comunicación que está desarrollando una labor periodística y tiene su estructura, directores, editores, periodistas. Lo ideal es que se debería compartir los mismos principios éticos, sea un medio privado o público.

EPEN: Se habla mucho de modificar la Ley de Imprenta de Bolivia. Los periodistas se cierran a esa posibilidad y el Gobierno advierte que se lo hará de todas maneras, porque la consideran obsoleta. ¿Qué análisis hace en torno a esta ley?
KO: En lo que todos estamos de acuerdo es que la Ley de Imprenta está vigente. Para su tiempo, 1925, era una ley de avanzada. La Declaración Universal de los Derechos Humanos, el año 1949, recién reconoce lo que nuestra ley reconocía al año 25.
¿Qué está desactualizado? tal vez las sanciones. Pero lo que tendríamos que hacer es ejercitarla, en La Paz se ha instalado y funciona el Jurado de Imprenta, en otros lugares deberían tenerlo y hacer funcionar la Ley de Imprenta.
¿Por qué se van contra ley? porque a veces no la usamos y está como que archivada. Pero está vigente, no está desactualizada y más bien todavía recoge cosas de avanzada que tenemos que tomar en cuenta en la región y en Latinoamérica.

EPEN: ¿En Tarija funciona el Jurado de Imprenta?
KO: Ahora no y la verdad no recuerdo cuándo estuvo vigente.

EPEN: ¿De quién depende poner en vigencia este Jurado de Imprenta? Sabemos que es el Concejo Municipal, pero debería también haber interés de parte de los periodistas
KO: Es atribución del Concejo Municipal. Pero sería bueno que las asociaciones de periodistas puedan sugerir al Concejo que instale el Jurado de Imprenta. Es importante que esté vigente, para también darle vigencia a la Ley de Imprenta.

Es profesional en Comunicación, Presidenta de la Asociación Boliviana de Investigadores de la Comunicación (ABOIC), docente y asesora en Comunicación en la Universidad Católica Boliviana “San Pablo” en Tarija, fue periodista, columnista, editora y directora del periódico El País, coordinadora del Colectivo de investigadores InvestigaSur en Tarija, investigadora en ciencias sociales del Programa de Investigación Estratégica en Bolivia (PIEB) e investigadora en campo de la historia de la Comunicación, docente universitaria y consultora en el ámbito dela Comunicación. Publicó diversos artículos y recientemente publicó el libro “Periodismo tarijeño del siglo XIX. Una aproximación historiográfica a los principales impresos de fin de siglo”.

La Ley de Imprenta está vigente, no está desactualizada y más bien todavía recoge cosas de avanzada que tenemos que tomar en cuenta

Si cada periódico tuviera su propio Código de Ética, sus normas de redacción y estilo, sería un gran aporte para el periodismo

No hay comentarios:

Publicar un comentario