viernes, mayo 20, 2016

ANP defiende el secreto de fuente

La Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP), a través de un comunicado, expresó ayer “su firme defensa del secreto de la fuente periodística” y ratificó la validez del artículo ocho de la Ley de Imprenta, que dice: “El secreto en materia de imprenta es inviolable”.

Ante los diversos anuncios del Movimiento Al Socialismo (MAS) de modificar la Ley de Imprenta, debido a los últimos acontecimientos políticos que reflejaron los medios de comunicación, distintas organizaciones del gremio periodístico rechazaron la intención.

“El secreto de la fuente periodística representa la institución jurídica que garantiza el libre ejercicio del periodismo, en tiempos de democracia y en una sociedad plena de derechos reconocidos en la Carta Magna”, dice parte del comunicado.

En la historia reciente de la lucha por principios y derechos para el trabajo periodístico, la ANP asumió defensa de dos periodistas del matutino La Razón, y la movilización de los propios colegas, de medios asociados y de organizaciones sociales, en julio de 2014, consiguió que una demanda para la revelación de una fuente informativa tramitada en la justicia ordinaria, pase a conocimiento de un Tribunal de Imprenta.

Asimismo, la ANP recuerda la vigencia de convenciones internacionales como la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión, adoptada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos,en octubre de 2000, que en su punto ocho señala: “Todo comunicador social tiene derecho a la reserva de sus fuentes de información, apuntes y archivos personales y profesionales”.

En ese marco, por las consideraciones anteriores, exhorta a los periodistas a hacer cumplir este principio y demanda a los funcionarios el respeto al conjunto de normas que protegen el trabajo informativo.

DENUNCIA ACOSO

El periodista Carlos Valverde, que denunció en febrero pasado un presunto tráfico de influencias, que involucra al presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo que desde el 18 de mayo toma precauciones para no ser detenido y sindica a la ministra de Comunicación, Marianela Paco, de incurrir en un acoso para acallarlo.

“La ministra Paco me agrede en forma permanente, con la intención de que yo sea aprehendido. No le voy a dar el gusto”, dijo Valverde, que ha decidido grabar su programa “Todo por hoy” en otro estudio televisivo, en un lugar que mantiene en reserva, y ha reducido al mínimo sus apariciones públicas, para evitar su detención como ocurrió con uno de los abogados de Gabriela Zapata, la exnovia de Morales, a la que sindicó de ser beneficiada con el tráfico de influencias del mandatario.

El comunicador dijo que su decisión de ponerse “a buen recaudo” se debe al anuncio que realizaron funcionarios del Gobierno para cambiar el Tribunal de Imprenta, al que acepta acogerse, por otro de la justicia ordinaria.

Aunque no ha llegado al extremo de declararse en la clandestinidad, el comunicador afirmó que prefiere “no exponerme” e insiste que si el gobierno de Evo Morales pretende abrirle un proceso, por las afirmaciones vertidas en su programa televisivo, debe recurrir a un tribunal de imprenta y no a la vía judicial.

Valverde denunció, en febrero de 2016, que Evo Morales intercedió para que la empresa que empleó a su exnovia se beneficiara con millonarios contratos estatales y dijo que la pareja escondió la procreación de un hijo.

Tres meses después, el comunicador admitió que Zapata mintió sobre la existencia de un hijo con el mandatario, pero mantiene la versión de que hubo tráfico de influencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario