lunes, mayo 23, 2016

Carlos Mesa defiende a periodistas y libertades democráticas

El expresidente Carlos Mesa publicó ayer una columna en la que hace una cerrada defensa de las libertades democráticas en el país y aprovecha de comentar las recientes amenazas del Gobierno contra periodistas, medios de comunicación y abogados. El texto titula “Sobre el miedo y la libertad”.

Aunque sin citar casos específicos, es evidente que Mesa se refiere a los recientes sucesos en los que el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, y el vicepresidente, Álvaro García Linera, han acusado a periodistas y medios de comunicación, mientras paralelamente el Ministerio Público ha arremetido contra abogados y otros acusados del caso Morales-Zapata.

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

El artículo, publicado en varios diarios del país, hace un recuento de cuáles son los valores democráticos esenciales, supuestamente vulnerados por el Gobierno.

“Cabe hoy preguntarse sobre el miedo, sobre lo que se debe y no se debe decir, o mejor, sobre lo que se puede y no se puede decir. En una democracia hay un miedo que no cabe, es el miedo a hablar, a decir lo que se piensa, a expresar libremente las ideas”, dice el texto.

Recuerda que la democracia fue creada como sistema con el objetivo de “limitar el poder”, para que ese imperativo sea real, asegura, “es imprescindible que los ciudadanos tengamos la certeza de que tenemos derecho a disentir, a criticar y a denunciar, y debemos tener la seguridad de que esos derechos pueden hacerse efectivos a través de los medios de comunicación, todos, desde los impresos hasta las redes sociales”.

NUEVO REFERÉNDUM

Luego, comenta los sucesos actuales, en los que el presidente Evo Morales ha indicado que no se descarta convocar a un nuevo referéndum que le permita postular a un cuarto mandato: “Los hechos son elocuentes. El poderoso gana una contienda electoral y exige entonces el respeto a su triunfo y basa en éste su legitimidad. Cuando es derrotado se niega a aceptar que puede haber perdido porque su propuesta está agotada y, por si fuera poco, deja entrever que encontrará los mecanismos para revertir el resultado adverso”.

Sobre los periodistas, expresa: “Si (uno de ellos) denuncia a un gobernante, lo critica o menciona irregularidades en sus funciones que, cuando menos, exigen una respuesta aclaratoria, el resultado es un proceso judicial, un mandamiento de apremio”.

Desde el jueves, Quintana y García Linera han realizado fuertes acusaciones y amenazas contra periodistas y medios de comunicación.

DETENCIÓN DE ABOGADO

El artículo aborda también la detención de Eduardo León, el abogado de la expareja de Evo Morales, Gabriela Zapata, acusado de “trata de personas” por haber supuestamente exhibido un niño como si fuera el hijo del Presidente y Zapata, sin serlo.

“¿En virtud de qué consideraciones un abogado defensor es acusado de un delito en el ejercicio de su tarea de defensa?, ¿cómo se lo tipifica? ¿Se detiene a un defensor por un eventual delito cometido cuando no estaba presente en su supuesta comisión por parte de su defendido?".

Con esos elementos, el expresidente expresa que “da la impresión de que estamos pasando de un derecho penal garantista a un derecho penal represor”.

Y concluye así: “Hemos llegado otra vez a un momento complejo, el del debate sobre el miedo. Quien quiere imponer el miedo y quien corre el riesgo de rendirse por el miedo. Podemos estar equivocados en nuestras ideas, pero tenemos derecho a expresarlas y tenemos derecho a interpelar al poder en el marco de lo que nos permiten las leyes, pero siempre que estemos seguros de dos cosas, que esas leyes son justas y que esas leyes serán cumplidas por todos”. (ANF)

No hay comentarios:

Publicar un comentario