miércoles, mayo 11, 2016

Una mujer encabeza la Federación de los Periodistas de Pando en una etapa crucial


Se llama Roxana Jacqueline Sánchez Espinoza, periodista lideresa de la Federación de Trabajadores de la Prensa de Pando (FTPP) y se constituye en la primera mujer que dirige el gremio en este departamento. Los tres sindicatos que componen la FTPP la han elegido como Secretaria Ejecutiva de esta Federación guiados por una línea ética que reconoce el valor de la mujer en las luchas reivindicativas de los movimientos sociales. La nueva gestión sindical de los periodistas de Pando, dirigidos por esta prestigiosa comunicadora, está marcada por una tendencia hacia la autonomía informativa que tuvo una coyuntura de avasallamiento cuando sucedieron los hechos de Porvenir y que se ha retomado con vigor tras un largo tiempo de silencio y amordazamiento. Sobre ese y otros tema Sol de Pando conversó con ella en el Día del Periodista…






—¿Qué significa para usted ser la primera mujer que dirige el principal gremio de los periodistas de Pando? |—Lo asumo con una responsabilidad histórica y como un desafío que acepté para demostrar que las mujeres podemos aportar, desde diversos campos, en la dignificación humana. Esto fue algo histórico que se produjo en el Segundo Congreso de la FTPP, luego de un receso prolongado de la organización. En el caso de los compañeros y colegas periodistas de Pando a quienes represento, mi elección se dio en una circunstancia en que el rol de los hombres se había desgastado como efecto de la resistencia con que los periodistas tuvimos que enfrentar una coyuntura de avasallamiento a la libertad de prensa. La politización a la que se nos intentó arrastrar causó terribles fisuras entre mis colegas varones, al extremo de haber surgido problemas personales entre ellos incluso, lo cual les hizo perder credibilidad. En ese sentido, el hecho de habérseme elegido con el voto mayoritariamente masculino de la Federación, denota al mismo tiempo un alto grado de madurez, pues al depositar su confianza en la posibilidad de la reconciliación y la unificación poniendo al frente de la organización a una periodista mujer, se da un paso trascendental para superar esa coyuntura que nos dejó heridos de muerte como gremio..

—¿Se refiere a la coyuntura que se desata tras los hechos de Porvenir? |—Sí. Muchos periodistas que trabajamos en instancias del Estado que funcionaban bajo el llamado “régimen neoliberal”, desempeñándonos como cualquier ciudadano que ejerce su derecho al trabajo, fuimos criminalizados como “enemigos” del nuevo régimen y con ese estigma no podíamos ni conseguir trabajo. Había persecución como la sufrida por nuestro compañero Hugo Mopi, como la que su y se logró prácticamente silenciar al periodismo de Pando en una coyuntura que duró más de cinco años y de la que afortunadamente estamos saliendo guiados por la luz de la unidad gremial y el fortalecimiento de nuestra Federación.

—¿Hasta qué punto esa experiencia ha despertado entre los periodistas de Pando la conciencia necesaria para delinear un límite ético frente al poder político? |—Es un proceso. Hay esa conciencia pero aún esta algo débil, falta más convicción; la mayoría de los compañeros tienen una formación empírica, yo también incursioné empíricamente en el oficio pero pude obtener mi licenciatura en la UAP, y entiendo que una mayor profesionalización y capacitación es importante para desarrollar un trabajo informativo que además de eficiente sea muy ético.

—En todo caso observamos que viene surgiendo una nueva generación que se está formando adecuadamente en la Universidad Amazónica de Pando, la UAP… |—Yo pertenezco precisamente a la primera promoción de periodistas titulados que egresamos de la UAP entre los años 2005 y 2010, aunque después la Carrera de Comunicación Social se cerró. Volvió a abrirse recientemente, la carrera ya lleva dos semestres, y con muchas facilidades de horario para los compañeros trabajadores de la prensa que están profesionalizándose allí, además de los jóvenes con vocación de periodistas.

—¿Cuáles son las demandas principales en la agenda reivindicativa de la Federación que usted dirige? |—Casi un 90 por ciento de los periodistas de Pando no tiene vivienda propia, la mayoría de ellos vive en domicilio alquilado o en las casas de sus padres; por lo que hemos logrado un compromiso del Gobierno para construir viviendas cuyas características de diseño y precio serán definidas después de un estudio socioeconómico de cada afiliado. Ya existe una Ley Municipal para que la Alcaldía transfiera los terrenos. A través de la Agencia Estatal de Vivienda el Gobierno aportará el 70 por ciento del financiamiento para la construcción de las unidades habitacionales, y el 30 por ciento es a cuenta nuestra. Otro tema que nos preocupa es el de la Seguridad Social…

—Vemos que la Federación no tiene una sede sindical… |—Así es. Esa es otra de nuestras demandas principales al Estado. A través de un convenio con nuestra Confederación, el gobierno del presidente Evo Morales se ha comprometido a dotarnos de una sede social con recursos del programa “Evo Cumple” y el proyecto será diseñado por la Upre. Este 10 de mayo esperamos firmar un convenio para obtener unos terrenos comprometidos por el Alcalde de Cobija en el barrio La Amistad…

No hay comentarios:

Publicar un comentario