jueves, marzo 21, 2013

Periodistas de Oruro reciben amenazas de muerte por informar sobre aeropuerto

Los periodistas de Oruro reciben amenazas anónimas, incluso de muerte, por haber emitido imágenes de los problemas que tuvieron el diputado del Movimiento al Socialismo (MAS), Marcelo Elío Chávez, y el presidente de la Asamblea Legislativa, Valerio Chambi, después de participar en un programa de Canal 7 Televisión Boliviana, donde trataron de justificar el cambio de nombre del aeropuerto Juan Mendoza.

La ciudadanía, que se encuentra en las calles, empezó a insultar a las dos personas. Las imágenes no llegaron a las agresiones, pero las dos personas lograron escapar, protegidos en las oficinas de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones, de donde fueron evacuados por los policías. Otros parlamentarios del MAS prefirieron eludir a los periodistas y se fueron por otra parte.

Según Marcelo Elío Chávez, "los periodistas están incitando a que los golpeen" y amenazó con enjuiciar al periodista David Lazo Aguilar, pero inmediatamente, también surgió el director nacional de monitoreo de los medios de comunicación del Ministerio de Comunicación, abogado Idón Chivi, "criticando la conducta de los periodistas".

El periodista Marco Aguilar recibió amenazas anónimas de muerte, a través del celular. Dijo que el encargo fue recibido después de terminar el informativo, a las 8.30 horas de ayer, provocando inmediatamente temor por las consecuencias que pudiera ocurrir.

La periodista Carmen Tórrez Zambrana, secretaria de relaciones del Sindicato de Trabajadores de la Prensa de Oruro, recibió una llamada de atención, supuestamente, porque "ella le tendría bronca a la alcaldesa municipal, Rossio Pimentel Flores y esta autoridad, se quejó ante el director de Canal 2 de Unitel, pidiendo su destitución".

Tórrez dijo que la conducta de la Alcaldesa "siempre ha sido esa, quejarse ante los dueños de los medios de comunicación y buscar el despido de los periodistas que no comparten con sus ideas".

Otra periodista sufrió agresiones de parte de un grupo de bloqueadores, en la zona del mercado Bolívar, arrebatándole su cámara. Después de las explicaciones, los agresores devolvieron la cámara.

Después de la marcha de los maestros, los periodistas de Oruro lograron detectar a dos funcionarios de Inteligencia del Estado, sacando fotografías y filmando la movilización, desde el techo del edificio del Cine Palais Concert, donde actualmente tiene sus oficinas la Asamblea Legislativa Departamental.

El Sindicato de Trabajadores de la Prensa de Oruro denunció el caso ante la Confederación de Trabajadores de la Prensa de Bolivia, por esta clase de intimidaciones, amenazas y obtención de fotografías de los periodistas, como si fuese delito cubrir las marchas, bloqueos y movilizaciones de la ciudadanía que se encuentra en las calles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario