lunes, julio 04, 2016

Proyecto de ley amenaza la libertad de prensa



El proyecto de ley del Sistema Penal Boliviano, al que tuvo acceso Los Tiempos, plantea dejar sin efecto el único artículo del actual Código Penal que sanciona los delitos que se cometen en contra de la libertad de prensa, específicamente el impedimento de la libre emisión del pensamiento por cualquier medio de difusión.

Además, la norma incorpora otro artículo que abre la posibilidad de que periodistas, directores y propietarios de medios sean pasibles a ser sancionados por delitos penales.

Dentro del proceso de reforma de las normas jurídicas que desarrolla la administración del presidente Evo Morales, y de los que se denominan los Códigos Morales, se establece que en el transcurso de esta gestión se debe aprobar un nuevo cuerpo legal penal. En ese contexto, el Legislativo, en coordinación con el Ejecutivo y Judicial, preparó un documento que unifica los tres instrumentos penales: el Código Penal, de Procedimiento Penal y la Ejecución de Penas.

Aunque el proyecto de ley, conformado por más de 1.100 artículos, todavía está en la Comisión de Justicia Plural de la Cámara de Diputados se estima que será aprobado hasta fin de año para que entre en vigencia en 2017.

Llama la atención en el proyecto, al que tuvo acceso Los Tiempos, que se elimina el artículo 296 del vigente Código Penal que hace referencia a los ‘delitos contra la libertad de prensa’ que de manera literal sostiene que “será sancionado con reclusión de seis (6) meses a tres (3) años y multa de treinta (30) a doscientos (200) días, el que ilegalmente impidiere o estorbare la libre emisión del pensamiento por cualquier modo de difusión, así como la libre circulación de un libro, periódico o cualquier otro impreso”, sin considerar lo que establece la Constitución Política del Estado en su artículo 106 parágrafos I-III.
Se sabe que se ultiman detalles para que el proyecto pase al pleno de Diputados.

Más sanciones

En contraposición, la futura norma incorpora un artículo que hace referencia a la “exención de responsabilidad para trabajadoras y trabajadores de medios de comunicación”, que a la letra señala: “en las infracciones penales cometidas por medios de comunicación no responderán a ningún cargo las personas que sólo intervinieren materialmente en su impresión, difusión, distribución o venta o en cualquier otra forma de reproducción y divulgación’.

Cabe señalar que, actualmente los medios de comunicación, por ende los periodistas, comunicadores sociales, encuentran una serie de restricciones en su labor de información, además que el vigente Código Penal penaliza algunas situaciones que se mantienen en el proyecto.

Una de las que se puede mencionar es el artículo 281, sobre la difusión e incitación al racismo o a la discriminación que en su parágrafo II señala que “cuando el hecho sea cometido por una trabajadora o un trabajador de un medio de comunicación social, o propietario del mismo, no podrá alegarse ‘inmunidad ni fuero alguno’”.



MÁS CAMBIOS AL SISTEMA PENAL

El proyecto de Ley del Sistema Penal Boliviano incluye, dentro los cambios que se realizan a las normas penales, la incorporación la figura de ‘separatismo’ como un delito que debe ser sancionado con 30 años de cárcel, el cual también afecta a las personas que habrían contribuido en la comisión de este nuevo delito.

“I. La persona que en forma individual u organizada resolviere inconstitucionalmente, agrediere, atacare, violentare o asaltare teniendo la finalidad de dividir, disgregar o separar la unidad del Estado, será penada con prisión de 30 años. II. Igual pena se aplicará a la persona que colaborare, organizare, financiare, controlare, determinare, facilitare o cooperare en tal acto separatista”, señala en el proyecto de ley.

Por otra parte, se incorpora, en materia económica, el artículo referido a infracciones previsionales que dice: ‘Apropiación indebida de aportes. La o el empleador que se apropiare de las contribuciones destinadas al Sistema Integral de Pensiones en su calidad de agente de retención y no las depositaren en la entidad señalada por ley, dentro de los plazos establecidos para el pago, será sancionado con pena de prisión de cinco a 10 años y multa de 100 a 500 días’.



ESTIGMATIZAN A LOS PERIODISTAS

Clima hostil para los medios de comunicación

Varios organismos internacionales, como Naciones Unidas, Reporteros Sin Fronteras, Observatorios en Red, entre otros, el contexto actual para el ejercicio de la libertad de expresión es complejo, pues, además del clima hostil que se vive desde hace varios años -en donde se agrede e insulta a periodistas, producto de una estigmatización al trabajo de los comunicadores desde las más altas esferas del poder- hay que sumar el hecho de que se busca limitar más el contenido noticioso y de opinión en los medios independientes, e incluso ahora en Internet, en donde los blogs y las redes sociales se han constituido en un espacio libre de opinión.

Algo que también preocupa, es la imposición de contenido oficial en los medios, a través de réplicas obligatorias que llegan en forma de cadenas, o como notas tituladas y diagramadas de funcionarios o entidades estatales que buscan copar todos los espacios noticiosos y de opinión.

El Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, afirma que ‘el derecho fundamental a la libertad de expresión engloba el derecho de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión’.

Cualquier limitación a la difusión de la información afecta a su recepción, y viceversa, entonces el grado de riqueza y apertura del entorno informativo de que disfruta una sociedad depende de las condiciones de ejercicio de libertad de producir mensajes y consumirlos.

Estas condiciones están relacionadas con: i) la situación de la libertad de prensa —el derecho a hacer pública la información, incluidas las expresiones culturales; y ii) el derecho a la información —el grado de transparencia en el ejercicio del poder.

Más riesgoso

El columnista internacional del diario español El País, Héctor E. Schamis, sostiene que ‘es un mundo cada vez más refractario del principio de la libertad de prensa y cada vez más riesgoso para los periodistas’,

Señala que “en América Latina, la mutilación de la libertad de prensa se deriva de dos condiciones que se presentan juntas o separadas: los intentos de eternización en el poder y la degradación de un Estado capturado por organizaciones criminales”. Agregó que “si fueran sinceros, los enemigos del pluralismo deberían reemplazar el término medios de comunicación por órganos de difusión y libertad informativa por comisariato político. Sin la libertad de prensa, el poder no se investiga, la sociedad no critica’.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada